miércoles, 25 de junio de 2008

Soy terrorista. Sí, en efecto, me autodeclaro terrorista en potencia.
No lo duden. Dentro de mí se hallan ideas, ganas y una rabia muy peligrosa, incendiaria y explosiva, y no, no lo duden, voy a expulsar todo eso que tengo dentro, lo voy a expandir difundir, a impulsar y extender.

Tal vez ustedes ya veían en mí a un terrorista. A un enemigo de la democracia, del sistema, de lo actual, de esta realidad, de los valores y normas morales actuales... Seguramente, y hoy yo se lo quiero confirmar para que ya no les quede duda alguna. Soy un puto terrorista.

Quiero hacer estallar todo. Quiero que el terror corra y recorra las calles de esta ciudad maldita, de todas las ciudades de hormigón y muerte. Quiero que el terror se pasee furioso por las aceras de este Sistema justo, legal, inmejorable y democrático.
Soy un terrorista. Un terrorista deseoso de que la onda expansiva alcance hasta el último punto de este rascacielo genocida y psicópata.

Quiero escuchar los rugidos y gemidos de una masa alocada, desesperada y salvaje, intentando escapar del Juicio Final.
Quiero romper con el Orden actual. Romper con la vida cotidiana del rebaño, destrozar su curso natural.

Soy un peligroso terrorista. Sí. Porque quiero resucitar la vida. Porque quiero acabar con todo aquello que provoca y promueve la muerte y la esclavitud. Porque quiero derruir las ciudades, el circo, el teatro en el cual nos consumimos y nos ahogamos.


Soy un terrorista.
Sí.
Quiero ver a Caos recorriendo las calles, las tiendas, los edificios, las escuelas, las carreteras...
Quiero ver a Caos ocupándolo todo.

3 comentarios:

Josemi. dijo...

Tú no eres terrorista,
eres guerrillera,
te conocí en la trinchera
ibas del color del texto
y yo en bicicleta,

guerrillera de las palabras y los actos, lo cual es mucho peor que ser terrorista, no lo dude ni un momento.

Muy xulo el texto. Congratulations.

Josemi dijo...

Se nota que la música de la poesía no funciona con el árbol genealógico, no funciona ni en el

"Mamita preciosa,
mi dulce embeleso,
deja que en tu cara,
deposite un beso"

ni con este poema.

Anónimo dijo...

amen