viernes, 2 de mayo de 2008

Mi vida se consume... Se consume...

Y yo mientras me ahogo,
y yo, mientras, sigo escuchando el tic-tac infernal que me recuerda que todavía no he logrado resucitar.
Y todavía no he prendido la mecha.
Excusas.
Excusas.
Todavía no he logrado encontrar la manera de encender este mechero tan extraño.


Mi vida se consume.
Y sigo escuchando el sonido de las teclas del ordenador que son golpeadas por las yemas de mis dedos. Sigo viéndome aquí sentado, frente a la pantalla. Sigo mirando a mi alrededor y veo lo mismo que vi ayer. Y lo mismo que veré mañana.

Tic-tac
tic-tac
tic-tac
tic-tac
...

5 comentarios:

Hipoglúcido dijo...

El presente es un fracaso

Joe dijo...

Hay un montón de jodidos obstáculos. Hay un montón, joder. El puto problema no es ese, sin embargo.

El puto problema es EL obstáculo. Sin ese en concreto podemos echar abajo cualquier otro.

Pero...
¿Cómo vencer el miedo?

No puedo decirte cómo hacerlo.
Tal vez algún día lo consiga

Joe dijo...

Hay un montón de jodidos obstáculos. Hay un montón, joder. El puto problema no es ese, sin embargo.

El puto problema es EL obstáculo. Sin ese en concreto podemos echar abajo cualquier otro.

Pero...
¿Cómo vencer el miedo?

No puedo decirte cómo hacerlo.
Tal vez algún día lo consigas.
Hasta entonces, suerte.

Len dijo...

al menos lo confiesas, che

por ke escribir es re facil

KesheR dijo...

Lo que peor llevo es la rutina. Ver todos los días el mismo paisaje desde el mismo ángulo. Me estoy volviendo loco. Es decir, me estoy volviendo cuerdo. Lentamente, poco a poco, estoy siendo cada día más cuerdo y consciente de las contradicciones del Sistema, y eso me está destruyendo.