domingo, 9 de marzo de 2008

El movimiento de las nubes

Dormir es ingerir pastillas,
reír se hace de puntillas.
Para hablar hay que levantar la mano
¡ay! quién fuera gusano.

El agua me sabe raro,
llueve a cántaros, hace daño;
contacto hago desde el PC
y follar solo en el WC.

A casa no se va andando,
tengo que esperar a que me digan cuándo.
Si me gusta el chico de al lado
será por desviado.

No ha llegado la hora de orinar
y mato el tiempo que me matará.

Morir en mi cuarto
y ver las nubes pasar.

2 comentarios:

Josemi dijo...

Mola y mola mucho, y mola mucho porque hasta rima y tiene algo de métrica. Si te gusta la poesía, a leer mucha de la que te invada un poco y escribir otra tanta.

Josemi dijo...

Cierta vez me perseguía una acaudalada rubia de Noulas, que llegué a encontrar en la librería de la Universität de Konstanz. Por una coca-cola no sabes lo que puede llegar a pasar. Muy guapita y esbelta ella, era de las de la perra gorda, y al preguntarle cualquier sandez, me negó con el gesto la contestación. Luego aquello parecía que mis vacaciones de enteoscópicos se hubiera convertido en una ruta turística. No sabes la de gilipollas que te puedes llegar a encontrar y hasta en el foro de alasbarricadas -ojea si puedes los primeros posts y era de lo más radical, luego lo compró el grupo PRISA por 600.000 ueros, y ahora es lo que se puede llamar un medio inseguro, donde antes tranquilamente conversabamos, y estoy pensando en cambiar a algún foro de la Argentina-. Por cierto allí encontré la referencia a este blog y allí mi nick es Chimaera monstrosa.
Saludos